martes, 13 de julio de 2010

DEUDA PENDIENTE

“… para Odalis…”

Es una pena que la verdad esté tan prostituida, por los proxenetas del presente
Es una pena que tu risa este hoy desdibujada y sola, sin la mía que sin tapujos, te la ofrezco
Es una pena que tus manos estén estrechando, sin asirse con firmeza a las olas del mar de tu horizonte
Es una pena que mi realidad sea tan dulce, al tiempo de lo agrio del otro lado del atlántico
Es una pena que dios pase de largo, y nos deje tan solo su silencio
Es una pena que unos zapatos tengan el mismo valor, que el oro de otros tiempos
Es una pena que devalúen la democracia, quienes solo entienden retrocesos
Es una pena que las revoluciones se hayan vuelto con sus combatientes, tan groseras
Es una pena que los nombres y los números los olvidemos, según las circunstancias
Es una pena que los niños y los viejos, sean moneda de cambio para los que ven cifras y centavos, en los nombres
Es una pena que los que amamos y afrontamos, debamos exiliarnos rebuscando paraísos
Es una pena que la tristeza se aglutine importunando a los cantautores, sus sonrisas y sus letras
Es una pena que los poetas no podamos, ni siquiera un tantito así, devolverles a tantos
La sonrisa

POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz (2005)

2 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Te deseo mucha alegría para el venaro, que lo disfrutes, un besito.

Humberto González Ortiz dijo...

Igualmente Bego... que descanses y disfrutes con tu nena!... Besos