jueves, 2 de abril de 2009

AGUDAS, LLANAS, ESDRÚJULAS

“… creían que, libertad
era tan sólo una palabra aguda
que muerte, era tan sólo grave o llana,
que cárceles, por suerte una palabra esdrújula
olvidaban poner el acento en el hombre…”

-Extracto del poema: ‘Hombre preso que mira a su hijo’, de Mario Benedetti-

“… a Don Mario Benedetti, por supuesto…”

Sobre mi mesa
Montones de papeles
Inacabados artículos
No leídos artículos
Infinitos recortes de periódico
Por releer
Clasificar
Archivar
En el fondo del mar de papel
Algunos poemas
Viejos
Amarillentos
Con correcciones
Inacabados
De entre el montón de pendientes
Aparece
Repleto de colores
Un dibujo de Roberto
Con aquellos trazos primigenios
Con aquellos rostros
Que denotaban
Sonrisa
Satisfacción
Plenitud
Sigo buscando
Y aparece una vieja fotografía
De ti
De mí
Abrazados y con el viento de cara
Subidos en lo alto
De la Unité d’Habitation Marsella
Aquel febrero de mil novecientos noventa y cinco
Cuando en autocar
Fuimos al encuentro del viejo Le Corbusier
Encontré mi viejo cuaderno de dibujos
Y algunos poemas
Que aparecen raudos
Al lado de mis bosquejos
De Ronchamp
De Firminy
De La Tourette
De la Ville Savoye
Cuando me doy cuenta
Las horas han pasado
Se han ido
Se han esfumado
La pila de papeles
Continúa allí
Acechando
Desafiante
Afuera llueve
Las gotas escurren velozmente
Por el cristal de mi ventana
Enciendo la luz
y debajo de la mesa
Escondido
Encuentro mi viejo libro de Benedetti
Pedro y el capitán
Sopló
Estornudo por el polvo
Busco el hueco de mi librería
Para recolocar mi libro
Viejo
De años
De sollozos
De esperanzas
M brazo se estira
Mi mano obedece
Mi cerebro pide a gritos
¡Un momento!
Acepto
Abro la última página
Me siento
Afuera la lluvia sigue
Arrecia
En el cristal de la ventana
Las gotas golpean con fuerza
Pum
Pum
Pum
Me toco el pecho
Tomo aire
Seco mis adolescentes lágrimas
Respiro hondo
Al capitán solicitando a Rómulo un nombre
Rómulo calla y dice no al capitán
Me toco el pecho
Tomo aire
Seco mis adolescentes lágrimas
Respiro hondo
El capitán entonces solicita llorando a Pedro un nombre
Pedro calla y dice no al coronel
Me levanto desecho
Coloco el libro al ladito
De mis inventarios del buen don Mario
Mi mesa sigue atiborrada
De inconclusos artículos
De no leídos artículos
De no escritos poemas
De dibujos con historia
De arquitecturas visitadas en Francia
Entre viento y frío
De ayeres
De posibles
De necedades de mi yo poeta
Que neciamente continúa
Colocando el acento
En las esdrújulas
Esas palabras alargadas
Que permiten
Que me permiten
Una vez
Y otra
Colocar al hombre
Como heredero vital
De una poesía
Mi poesía
Que se compromete
Que se expande
Que se difumina
Que quiere
Una vez
Y otra
No olvidar
No perecer
No expirar
No caducar
No sucumbir
Y decir clarito que los hombres, cuando creemos
También moqueamos, lloramos, maldecimos
Porque como bien dijo don Mario
Es mejor llorar que traicionar,
Es mejor llorar que traicionarse,
Es mejor ser incluso
Un oculto poeta entre el ciberespacio inmenso
Para bien claro
Poder decir nuestro parecer acerca de porqué
Es importante
Es vital
Es imprescindible
Una poesía insubordinada
Que se explaye
Con sus miles
Con sus millones
De graves
De llanas
De esdrújulas


POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz

13 comentarios:

mariaje15 dijo...

Es Mejor llorar que traicionar,
Es Mejor llorar que traicionarse...
Me encanta este Poema, que pone el acento donde debe estar, en el Hombre, en su sentir y pensar y en su Compromiso..., aunque suene a nostalgico entre tantos papeles, Fotos, periodicos, libros,...
Un Abrazo y un Beso Cálidos y Solidarios

luna45 dijo...

DESGRACIADAMENTE AGUDAS GRAVES O ESDRUJULAS

SON PALABRAS MUCHO MUY FUERTES YA QUE MUCHS DE NOSOTROS LAS MERECEMOS PERO QUIEN SABE HASTA CUANDO LA JUSTICIA LAS VA HACER VALIDERAS.

TE EJO UN ABRASO GRANDISIMO QUERIDO AMIGO

Begoña Leonardo dijo...

Palabra es lo primero si no hay palabra no hay pensamiento, seamos libres sin ponerle peros a las palabras todas son bellas, no permitamos que los demás las desvirtuen por emplearlas a destiempo, o para hacer el mal. Nosotros los que las amamos sabemos de ellas lo principal, que todas son buenas.

malena dijo...

Humberto estamos agusto de tenerte en el ciber-espacio, pero ya va siendo hora de leerte en el papel, me parece que tienes suficiente material para imprimirlo en un libro,

"versos encabronados"
"versos a mi hijo"
"poesía combinada"
"versos sin maquillaje"
"poesía más no arenga"

son algunos títulos que se me ocurren de manera espontanea.

Saludos y más abrazos

ARMIDA MARTIN dijo...

Idea genial la de nuestra querida Malena...

Bueno que tengamos tiempo para nosotros, para pensar en libertad, para decidir entre leer a Benedetti o sumirnos en los papeles de trabajo...el trabajo puede esperar...leer, escribir, nos da fuerzas para afrontar la monòtona cotidianidad...

ve pensàndolo amigo...ya va siendo hora...

Humberto González Ortiz dijo...

mariaje... durante muchos años ese poema de Benedetti ha sido mi fiel compañero de viajes, fué quizás la principal razón de buscar en las palabras y la poesía, una razón de ser... una manera de vivir. Un beso amiga!

Humberto González Ortiz dijo...

Luna, las palabras están para ser usadas, utilizadas... nadie es dueño de ellas... nosotros las podemos colocar armoniosamente para que crear, para ofrecer al menos una parte, de justicia. Un beso!

Humberto González Ortiz dijo...

Begoña amiga, es verdad, nosotros que las usamos sabemos la validez de las palabras, de cuando debemos gritarlas, de cuando debemos arrullarlas, de cuando debemos lanzarlas a la cara de los insolentes. Muchas gracias por aquella entrada en tu blog. Un saludo...

Humberto González Ortiz dijo...

Malena querida... tengo ya varios inventarios escritos, cada año reuno toda mi poesía y edito un libro... solo que, hasta día de hoy, no he conseguido editor que seinterese por publicar 'oficialmente' un libro de un peatón-poeta anónimo... si sabes de algún valiente en México... ¡acepto sugerencias!. Gracias de verdad Malena, gracias. Un beso!

Humberto González Ortiz dijo...

Armida querida... la poesía nos ofrece la posibilidad de deshacer rutundamente, la monotonía de nuestros días, por ello yo me aferro a ella, para defender mi alegría... y escribirla, y lanzarla al aire, y ofrecerla... cálida, sincera, cercanísima... Espero que algún día de verdad... tengamos libro en librerías, ya veremos. Un besote amiga!

malena dijo...

Mi querido Humberto,conozco un editor mexicano muy comprometido, es una editorial humilde, pero muy valiosa, que ha sobrevivido a la "mañosa industria editorial", a los gigantes, aveces sufren con la cuestiòn de la distribuciòn. Mi gran amigo, y maestro se llama Jesùs Hernàndez Garibay, publica semana con semana en la Revista Siempre de Mèxico, Junto con otros propostitivos profesionales de la psicologìa y la educaciòn tiene una revista "Revista Mexicana de Orietaciòn Educativa" y un grupo de formaciòn CENIF, que se coordinan con Nuestra Màxima Casa de Estudios....es un gran hombre, la editorial que està conformada por varios socios, se llama Centzontle, deja checo su sitio en Internet y te la mando, ò trato de contactarme con èl y te digo cuàl es la mecànica......Hace algùn tiempo les preguntaba sobre còmo llevar la autobiografìa de Chamìn Correa a quien entrevistè hace algùn tiempo, y me decìa Jesùs que de entrada el Sr. Chamìn tendrìa que invertir algo de dinero, ya no supe si se pusieron ò no de acuerdo, supongo que algo asì tendrìa que ser. Ya te aviso.

Saludos

mariaje15 dijo...

Me parece Genial la Idea de Malena, de que ya va siendo hora de publiques un Libro de Poesía, y Armida otro..., claro el problema son las Editoriales y su Animo de lucro..., pero ¡Ojalá cuaje esta sugerencia de Malena de ese Editor Mexicano Comprometido!, ¡Suerte!
Un Abrazo

Humberto González Ortiz dijo...

Gracias Malena, gracias Mariaje!...