martes, 16 de marzo de 2010

PREGUNTAS Y NO RESPUESTAS

A veces me pregunto si alguna vez soy algo
Como el viento, como el mar
Como el cielo, como la sonrisa
Como la ternura, como la caricia
Como la noche, como la amistad
Como el abrazo, como la legua
Como el universo, como las ondas de la radio
Como el pan caliente, como los chilaquiles de los sábados
Como los girasoles, como los almendros
Como las lágrimas, como las alegrías
Como la palabra, como la brisa
Como las preguntas, como las no respuestas

POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz

6 comentarios:

malena dijo...

a veces somos todo eso...pero como pesan las no respuestas.

Un abrazo.

ADELFA MARTIN dijo...

Todo eso y mas, porque las creas, las piensas, las haces tuyas...

mis abrazos amigo


una post-datita...
¿Comes chilaquiles en Barcelona?


besos

mariaje15 dijo...

Que Entrada más Interesante, Humberto,...estoy de acuerdo con Malena ¡Como pesan las No Respuestas!.
¿Que son los chilaquiles?, picantes han de ser desde luego, y todavia no se me ha olvidado lo que me ocurrió hace unos años cuando se me ocurrió probar un jalapeño de los que tenia mi compañera América a disposición y yo que no estaba acostumbrada a lo picante,...pueden imaginarse...ya se sabe ¡la curiosidad mató al gato, que dicen...! casi llegó a la otra punta de Salamanca corriendo...de la picazón, ¡bueno vale, he exagerado un tantito...!.
Hoy he hecho guacamole pero eso sí, sin picante...jaja.
Abrazos Amigo/as

Humberto González Ortiz dijo...

malena amiga, muchas somos todo eso y seguimos neciamente, buscando las respuestas. Abrazos!

Humberto González Ortiz dijo...

Gracias Adelfa abrazos...

pd de la pd.
Si algunas veces con totopos mexicanos me hago mis chilaquiles verdes... solo que el queso crema SÍ que me hace falta... solo he conseguido sucedáneos!... a tu salúd amiga!

Humberto González Ortiz dijo...

Gracias Mariaje... pues los chilaquiles son nachos bañados en salsa picante verde, con cebollita picada, algo de nata líquida y queso por encima... con un buen bistek al lado mhhhhhhhhhhh, deliciosos... jeje