lunes, 1 de marzo de 2010

NUESTRO MUNDO

“… a Susy allá, en Concepción…”

Estaba disfrutando de una cama ancha
Sudada
Abierta
Abrazada
Excitada
Alentada
Cuando el amanecer se movió tremendamente allá en el sur del mundo
Y mi orgasmo pleno
Llegó
Inundó
Irradió
Desde mi cama hasta Concepción
Y abrazados quedamos
Callados
Aterrados
Extasiados
Sin entender estas contradicciones cotidianas en que sobrevive y fallece
Nuestro mundo

POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz

5 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

wow amigo, asi ha debido ser de estremecedor para los pobres durmientes con tan crueles despertares...

¡la madre tierra se queja!

mis abrazos

Humberto González Ortiz dijo...

Más bien la madre tierra se 'reacomoda'... terrible para sus durmientes. Abrazos amiga querida!

mariaje15 dijo...

Lo cierto es que si se reacomoda podría hacerlo más discretamente ¿no?, y si se queja pues no le falta razón pero ya podía despertar a los durmientes que han tenido la culpa de su queja ¿no?...
pero ¡por Dios, que todos los Orgasmos no sean así,...porque como cada Orgasmo termine en un Terremoto ó Tsunami apañados vamos!.
Por lo demás, los Versos Bien Eh!
Abrazos para el Sur Azotado por los Terremotos y Abrazos para Vos, Amigo Humberto

Humberto González Ortiz dijo...

Querida Mariaje... creéme que solo fué una coincidencia estridente... fueros orgamos sin ninguna mala intención. Saludos!

mariaje15 dijo...

Querido Humberto,TE CREO, No Creo que tus Orgasmos tengan ninguna mala intención...jaja, no me refería a los tuyos por supuesto.
De hecho en los Terremotos y Tsunamis hay intenciones mucho peores que las de un orgasmo...las de los Gringos con el sistema Haarp.
Saludos