lunes, 15 de febrero de 2010

AGUDAS, LLANAS, ESDRÚJULAS

“… creían que, libertad
era tan sólo una palabra aguda
que muerte, era tan sólo grave o llana,
que cárceles, por suerte una palabra esdrújula
olvidaban poner el acento en el hombre…”
-Extracto del poema: ‘Hombre preso que mira a su hijo’, de Mario Benedetti-

“… a Don Mario Benedetti, por supuesto…”

Sobre mi mesa
Montones de papeles
Inacabados Artículos
No leídos artículos
Infinitos recortes de periódico
Por releer
Clasificar
Archivar
En el fondo del mar de papel
Algunos poemas
Viejos
Amarillentos
Con correcciones
Inacabados
De entre el montón de pendientes
Aparece
Repleto de colores
Un dibujo de Roberto
Con aquellos trazos primigenios
Con aquellos rostros
Que denotaban
Sonrisa
Satisfacción
Plenitud
Sigo buscando
Y aparece una vieja fotografía
De ti
De mí
Abrazados y con el viento de cara
Subidos en lo alto
De la Unité d’Habitation Marsella
Aquel febrero de mil novecientos noventa y cinco
Cuando en autocar
Fuimos al encuentro del viejo Le Corbusier
Encontré mi viejo cuaderno de dibujos
Y algunos poemas
Que aparecen raudos
Al lado de mis bosquejos
De Ronchamp
De Firminy
De La Tourette
De la Ville Savoye
Cuando me doy cuenta
Las horas han pasado
Se han ido
Se han esfumado
La pila de papeles
Continúa allí
Acechando
Desafiante
Afuera llueve
Las gotas escurren velozmente
Por el cristal de mi ventana
Enciendo la luz
y debajo de la mesa
Escondido
Encuentro mi viejo libro de Benedetti
Pedro y el capitán
Sopló
Estornudo por el polvo
Busco el hueco de mi librería
Para recolocar mi libro
Viejo
De años
De sollozos
De esperanzas
M brazo se estira
Mi mano obedece
Mi cerebro pide a gritos
¡Un momento!
Acepto
Abro la última página
Me siento
Afuera la lluvia sigue
Arrecia
En el cristal de la ventana
Las gotas golpean con fuerza
Pum
Pum
Pum
Me toco el pecho
Tomo aire
Seco mis adolescentes lágrimas
Respiro hondo
Al capitán solicitando a Rómulo un nombre
Rómulo calla y dice no al capitán
Me toco el pecho
Tomo aire
Seco mis adolescentes lágrimas
Respiro hondo
El capitán entonces solicita llorando a Pedro un nombre
Pedro calla y dice no al coronel
Me levanto desecho
Coloco el libro al ladito
De mis inventarios del buen don Mario
Mi mesa sigue atiborrada
De inconclusos artículos
De no leídos artículos
De no escritos poemas
De dibujos con historia
De arquitecturas visitadas en Francia
Entre viento y frío
De ayeres
De posibles
De necedades de mi yo poeta
Que neciamente continúa
Colocando el acento
En las esdrújulas
Esas palabras alargadas
Que permiten
Que me permiten
Una vez
Y otra
Colocar al hombre
Como heredero vital
De una poesía
Mi poesía
Que se compromete
Que se expande
Que se difumina
Que quiere
Una vez
Y otra
No olvidar
No perecer
No expirar
No caducar
No sucumbir
Y decir clarito que los hombres, cuando creemos
También moqueamos, lloramos, maldecimos
Porque como bien dijo don Mario
Es mejor llorar que traicionar,
Es mejor llorar que traicionarse,
Es mejor ser incluso
Un oculto poeta entre el ciberespacio inmenso
Para bien claro
Poder decir nuestro parecer acerca de porqué
Es importante
Es vital
Es imprescindible
Una poesía insubordinada
Que se explaye
Con sus miles
Con sus millones
De graves
De llanas
De esdrújulas


POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz (2009)

6 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

¡¡quien habrà inventado que los hombres no lloran!!, cuantas veces vi los ojos de mi padre anegados de làgrimas...

Amigo, allì quedaran muchos de esos papeles amarillentos, inconclusos,y si no esos, otros...los porvenir; pero ese tesoro de amor y sentimiento que llevas en el alma, es tu cosecha, se irà contigo...
en unos cien años mas...

mis abrazos

mariaje15 dijo...

Es mejor llorar que traicionarse...
Es imprescindible una poesía insubordinada...
Me Encantan tus Poesías, cada Verso Dá para mucho pensar y repensar...reflexionar...
Feliz Dia de la Amistad
Mil Abrazos

malena dijo...

lindìsimo, conmovedor, cierto, la primera vez me encantò...ahora otra vez.

abrazotes.

Humberto González Ortiz dijo...

Quién habrá inventado esa falacía Adelfa querida... ¿QUIÉN?... Me sonrojan siempre tus piropos amiga!... gracias...

Humberto González Ortiz dijo...

Me alegro Mariaje!!!... aunque este verso es viejito del año pasado cuando lo releí decido volver a publicarlo

Humberto González Ortiz dijo...

Abrazotes fraternos para tí también Malena, amiga!