jueves, 14 de enero de 2010

VOLQUÉMONOS

Escrito de Maruja Torres publicado en El Pais

Una nueva cabronada de la Naturaleza -con mayúscula siempre, cuando mata, como si nombráramos a la majestuosa Parca- ha dejado un país devastado y a una comunidad internacional que se vuelca para enviarle ayuda. Devastar y volcarse son dos verbos en trance de devaluación, a causa del uso y abuso. Pues no sólo la madre tierra se sacude de vez en cuando para machacar a los más parias entre sus ocupantes. El primer mundo también ayuda, con sus invasiones, sus expolios, su echar una mano a los gobiernos corruptos y su necio y nulo entendimiento de las realidades locales. El mapamundi está nimbado de chinchetas que señalan los vertederos de la historia creados por la mano humana, y los esparadrapos que la misma mano ha permitido aplicar, en vano intento de contener la hemorragia.

Así que las catástrofes de este año se inician con Haití, terremoto y vuelta al ruedo. Conozco Haití. Sus montañas azul violáceas, su paisaje seco y, sin embargo, dulce. Su olor a miseria, a fango podrido y a leña quemada. Sus cuarterones enriquecidos con la corrupción y la explotación de sus compatriotas. La dignidad de sus intelectuales asfixiados. Haití, tan cerca de Estados Unidos y de África.

Abajo del río Grande, fueron los primeros americanos en independizarse, los primeros en abolir la esclavitud. Habían sido víctimas del colonialismo atroz de los franceses y luego, durante gran parte de su historia, lo fueron de los delirios de grandeza y de la crueldad de sus propios caudillos. De cuando en cuando, Estados Unidos mandaba a sus tropas a defender la democracia y afianzar a algún cacique.

La devastación de Haití no viene del terremoto. Mucha mierda se ha volcado sobre la mitad occidental de la isla La Española, desde hace demasiados años.

Y eso no se arregla con paños calientes.

4 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

Espero para HAITI MUUUUCHA AYUDA, MUUUUCHA, pero muuucho cuidado con el envìo de dinero a diestra y siniestra. La mayor preocupaciòn de su presidente actual (y eso que es de los "menos malos") es que el palacio se cayò y no sabìa donde dormirìa anoche...

abrazos amigo

mariaje15 dijo...

Coincido con Adelfa, MUCHA AYUDA pero mucho cuidado con el envio de dinero a diestra y siniestra y en manos de quien...porque se puede perder en manos de quien sabe y para que otros objetivos; yo no me fio de tanta "Buena Voluntad" de repente de la Comunidad Internacional, de EEUU...que hasta ahora jamas habian reparado en la pobreza y miseria de Haiti,...NO quiero ser mal pensada, pero ¿no pensarán sacar tajada de la reconstrucción de Haiti...?, incluso Israel decian en el Telediario, ¡cuanto "Buenismo" y Cuanta Hipocresia...por parte de un Estado que tiene hundida en la Miseria a Gaza con el Bloqueo, "volcandose" en Haití, tal vez para limpiar su Imagen y dar Imagen de Solidarios...!.
Repito, MUCHA AYUDA SI, PERO HAY QUE MIRAR A TRAVES DE QUIEN SE ENVIA ESA AYUDA...
Abrazos Amigos

Humberto González Ortiz dijo...

Adelfa querida, hagamos lo que nos toca hacer... que los demas se reencuentren con sus demonios... cuando toque!... besos

Humberto González Ortiz dijo...

Ayyy, Mariaje... quizás sí, o quizás eso sea tan inevitable como que AHORA, AQUí, HOY les llegan las ayudas, el agua, los ladrillos... Saludos!