jueves, 11 de junio de 2009

A DIEZ DE JUNIO DE DOS MIL NUEVE EN BARCELONA

¿Sabías madre?
Que sigo neciamente tomando el teléfono
Y coloco en orden los números
Esperando
Hablar de nuevo contigo
Y contarte
Las buenas y las malas nuevas
Sigo echando de menos
/ ¡No sabes cuánto! /
Aquellos interminables desayunos contigo
Aquellas eternas tardes de verano en Barcelona
¿Sabías que van a contratar a un futbolista en el Madrid por ciento sesenta millones de euros?
Escalofriante no te parece
Digo, si tenemos en cuenta que millones de niños
No comen
Trabajan en la esquina
Se drogan con pega
Viven las alcantarillas
Y encima, la gente aficionada al futbol aplaude el acuerdo
Dizque porque ‘aportará clase al futbol del renacido Real Madrid’
Los periodistas jalean los acuerdos multimillonarios
Pocos son críticos con el despilfarro
¿No que estamos en crisis?
Por favor
¿Viste en el periódico las fotos de Silvio Berlusconi en su hacienda en Niza?
¡Tremendo no!
Ver a todo un ex primer ministro empalmado… ¡Por favor!
Ya sé que no debería tener estas confianzas contigo
Pero que quieres madre
Los dos ya somos mayorcitos y de sexo y de vida, sabemos algo
Lo peor no es la sobreexcitación del ex ministro
Ni el paseo en pelotas de púberes adolecentes
Si no que no se castigan estos abusos en las urnas
Escuche a una muer decir que ha sido esta derecha la que nos ha metido en la crisis
¡Y no pasa nada!
Y así vamos madre
Mira en México todo el revuelo que se montó en el mundo por la gripe porcina
Llamada después mexicana
Llamada después virus H1N1 (o algo así)
Todas las portadas favorecieron el pavor mundial por los estornudos mexicanos
Claro, así acallaban lo obvio
La incompetencia de los ministros por atenuar la crisis
Algunas empresas hicieron su agosto (o se febrero mas bien, por la fecha)
Y echaron a la calle gente
Y propusieron los llamados ‘eres’ en sus empresas
Si madre, los expedientes de regulación de empleo
Y demás grotescos acontecimientos de la moderna y gandalla economía
Y te digo todo esto porque apenas ayer
En un rinconcito de los periódicos
Anunciaban que más de cien niños se han contagiado por dicho virus en un colegio en Madrid
Y no pasa absolutamente nada
No hay pandemia mundial
No se muere nadie
No cierran fronteras, aeropuertos, centros turísticos
No quiero ser mal pensado
Pero creo que han utilizado la gripe H1N1 como lanzadera para desviar las miradas críticas y bueno, México fue la punta de lanza
Y no me extraña, con esos políticos serviles y rastreros con los que contamos
Por acá todos bien
Roberto sigue aferrado a sus melenas, le quedan bien, se ve guapo
Está a punto de acabar tercero
Ya sabe multiplicar y su inglés lo va mejorando por momentos
El catalán lo habla a la perfección y es su lengua vinculante con varios de sus amigos del diario
Los martes y los jueves sigue yendo a natación conmigo
Menos mal que cada uno va en su carril y con su profesor
Porque si no, me vería en ciertos apuros para darle alcanza a este delfín medio catalán, medio español, medio venezolano, medio mexicano
Los calores empiezan a hacer su aparición en Barcelona
Son las fechas en las que llegabas de México y empezabas tus calvarios con el calor
Y tus sudores
El verde esta esparcido por toda Barcelona
Los taxis amarillos y negros van esquivando huecos y obras y embotellamientos
Por las esquinas los puestos de helados esperan con la sonrisa de medio lado
A que lleguemos nosotros, acalorados y sedientos a pedir un heladito o un agua bien fría
San Joan esta ya cerquita
Y andamos organizando el tinglado para festejar en la terraza el día más largo del año
Nosotros seguimos con trabajo
Y menos mal, porque con la que está cayendo
Curioso es por cierto madre
Que nadie haya pagado todavía por sus estupideces financieras, por habernos llevado a la catarsis financiera
Ningún gobierno
Ningún empresario
Ningún enjaretador de que se invirtiera en bolsa
Incluso en España ahora hay una campaña cansina de la iglesia católica
Para que pongas la crucecita (y nunca mejor dicho) por la iglesia en tu declaración anual de la renta
Para que así ellos puedan seguir ‘ayudando a los pobre del mundo’
¡A los pobres del mundo!, ¿Ellos?, ¡La iglesia!
¡Por favor, que no me hagan reír!
No será que necesitan dinero para pagar su déficit de nueve millones de euros
Vale, madre, ya sabes tú
Nunca he sido políticamente correcto y ser mal pensado muchas veces
Me ha conducido a verdades como puños
Pues ya ves madre
El mundo no está mucho mejor de cómo vos lo dejaste
Lo que si te digo es que en días como hoy
Para mí al menos
Está un poco más triste y nostálgico
Ya que le hace falta tu voz y tu sonrisa
Para completarse
Te dejo querida
Debo seguir trabajando
Siempre tuyo
Beto
A diez de junio de dos mil nueve en Barcelona


POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz

3 comentarios:

malena dijo...

"Beto" se oye muy bien amigo nombrarte de esa manera. Habla de esa cercanía y complicidad que ambos comparten aún. La mantienes al día. Me imagino que cuando quieres tener la certeza de ser escuchado, te diriges a mamá.

Tu relato, una semblanza del día día de nuestro mundo.

Abrazos amigo.

Humberto González Ortiz dijo...

Esta mañana caminando rumbo al ferrocarril, sentí esta necesidad imperiosa de hablar con mi madre... y se me hizo un nudo en la garganta grande, porque es duro tener la certeza de que es verdad... que ya no está. Besos Malena!

malena dijo...

/está cerquitá de tí, te escucha cuando le hablas quedito desde tu corazón y recuerdo y seguro le enternece "su Beto"

Abrazos Humberto.