lunes, 29 de abril de 2013

ESCRITO EN CALIENTE


Esta moderna violencia institucional nos señala con el dedo
Como culpables
Que debemos padecer por haber vivido
Por encima de nuestras posibilidades
Dicen
Y el miedo globalizado
Hace estragos
En las camas
En los desiertos
En los barrios
En las regiones
En los países
El los continentes
Y allí estamos nosotros
Los escribientes
Los narradores
Los explicadores
Los poetas
Señalando con el dedo a los culpables
Que se aferran en repetir
Que somos nosotros quienes merecemos
Rescatar bancos
Rescatar multinacionales
Rescatar facinerosos
Que somos nosotros quienes merecemos
Socializar sus millonarias pérdidas
Socializar la mala gestión de los espurios
Socializar el atraco de la troika a los ciudadanos europeos
Esta moderna violencia
Privatiza las ganancias
Socializa los miedos a perder
El empleo
La casa
La calle
El barrio
El país
El continente
Y allí estamos nosotros
Los escribientes
Los narradores
Los explicadores
Los poetas
Rebuscando por entre auroras, Casiopeas, andamios, universos, pleniluinios
Un halito de
Quimera
Entelequia
Esperanza
Utopía
Que nos permita reagruparnos
Y vociferar
Y gritar
Y aullar
Y berrear
Y rugir
Y bramar
Y señalar
/ Y proponer /

Humberto González Ortiz©

2 comentarios:

Adelfa Martin dijo...

...aunque nadie...jamàs ...escucha...
¿que sensibilidad pueden tener los oìdos de piedra, enfermos de soberbia e idiferencia?

abrazos

Humberto González Ortiz dijo...

Pero aquí seguimos amiga 'erre que erre'... vociferando!
Abrazotes!