jueves, 4 de abril de 2013

CONTÁNDOTELO Y ECHANDOTE DE MENOS



Llevo pensándote todo el día
El teléfono de mi computadora me indicaba tu número
Antiguo
Y no me atreví a marcarlo ya que tu voz
No estaría del otro lado de la línea
Sabes?
Cuando hablábamos acerca de la coherencia con la vida
En aquellos interminables desayunos
En los que
Yo llegaba tarde a la oficina de Oikonos
En los que
Tú y yo hablábamos, y hablábamos, y hablábamos
Pues sigo en mis trece con la dichosa coherencia
Y a veces me duele
Y a veces me lacera
Y a veces me agobia
Que quisiera lanzarla lejos y quedarme libre
De saberes
De conoceres
De repercusiones por no escribir
Poesías
Artículos
Sonrisas
Abrazos
Sexos
Sinsabores
Y como puedes ver madre, aquí sigo
Aferrado a una vida mejor
Para muchos
Aferrado a una noche mejor
Para amar
Para susurrar
Para entrever
Para toquetear
Para convencer a la Luna y al mar
Y pervertirlos
La situación del mundo en general empeora por momentos
Y eso me deja
Sin dormir
Sin trabajo
Sin respiro
Luego pienso en ti
Regando las bugambilias de la terraza nuestra
Sonriendo a carcajadas con Roberto
Acompañando solidaria a América
Y me tranquilizo
Pensar en ti
Me da paz
Me ayuda a ser mejor
Me ayuda a cocinar
Con tu cocina
Con tu risa
Con ti
Con yo
Con nosotros
Y aquí estoy madre contándotelo
/… y echándote de menos… /

Humberto González Ortiz©

4 comentarios:

genessis dijo...

Què belleza ese recuerdo de hogar,
de madre,
de caricias,
de amores,
de palabras compartidas
de anoranzas
de poemas...

Abrazos poeta y amigo.

Humberto González Ortiz dijo...

Gracias amiga... hoy necesitaba ese abrazo. Saludos

Adelfa Martin dijo...

Por eso es que te quiero tanto...Asi tal cual, le harìa yo un poema a mi padre...bueno! sacando lo de la cocina, quizàs...pero NO lo de las interminables conversaciones...

un gran abrazo

Humberto González Ortiz dijo...

Para eso servimos a veces, los petas amiga... para platicar hasta en la sopa!... Te quiero Adelfa, un abrazote!