lunes, 6 de agosto de 2012

PREFERENCIAS

Cuando la realidad sobrepasa
irremediablemente
a los acontecimientos
y las expectativas 

            Es cuando prefiero mil veces 

Un abrazo abrazador
que me abrace tiernamente y sin soltura 

Un beso interminable
que me permita sonrojarme carnosamente con sus labios 

Un aliento de repente
para enfrentar con buen ánimo los escondrijos de la noche 

Una disnea leve
que vaya acorde con mi andar errabundo -pero cierto- 

Un poco de derecho
para poseer su sonrisa sin que me pertenezca por completo 

Un mucho de su cuerpo
que me permita apoderarme de sus ojos claros y su olor perdurable en mi memoria 

Una carta sin sangrías
que llegue desde lejos para reconfortar al desespero 

Un grito de sosiego
ante este mundo de desgarros que nos agobian en silencio 

Un instante de paz
donde la calma sea verdaderamente inseparable de la calma 

Una Eva que
desnuda reivindique ante sí misma su feminidad y su deseo 

Un oleaje de la tarde
que revuelva entre sus aguas nuestra arena de sadismo 

Un talón que sin prejuicio
se separe de su Aquiles mediocre e inoportuno 

Una sola palabra
para que acompañe concupiscente y amante a la poesía 

Un colibrí rojizo
que desprenda con sus alas los aromas de las flores en la tarde 

Será tal vez por eso que... 

Cuando la realidad sobrepasa
irremediablemente
a los acontecimientos
y las expectativas 

            Es cuando prefiero mil veces 
            Un poco del recuerdo
            que me permita comunicarme contigo en la distancia            /amiga/ 

Humberto González Ortiz©

2 comentarios:

genessis dijo...

Sí todo eso.......

Es cuando prefiero mil veces
Un poco del recuerdo que me permita comunicarme contigo en la distancia /amigo/

Un abrazo poeta

Humberto González Ortiz dijo...

Qué más!?... abrazos a vos tambien, amiga!