viernes, 31 de agosto de 2012

HILO MUSICAL


Les dejo esta tarde lluviosa de agosto en Barcelona
Les dejo esta esencia mexicana de la buena
Les dejo estos alebrijes recién colocados
Les dejo estos pájaros de colores que nos regaló el arqui Chávez
Les dejo estos sones veracruzanos que nos recuerdan a la Sara
Les dejo las fotos en blanco y negro de mi madre guapísima
Les dejo estos camiones de madera del cuarto de Roberto
Les dejo mis canas que constatan mi batalla con la vida
Les dejo unos sopes, y unas enchiladas, y un buen plato de pozole
Les dejo mi Arquitectura de palabras bien escritas
Les dejo mis verdes mares cada que su mirada me sonríe
Les dejo la habitación del buen Forín casi, casi terminada
Les dejo mi balcón, y mi sombrero, y mi playa de Girona
Les dejo esta calma mía, con ustedes de fondo, como hilo musical

/ De mi sonrisa /

Humberto González Ortiz©

2 comentarios:

genessis dijo...

Humberto
qué hermosa es la vida cuando hay abundancia y todo es donación.

Un beso poeta,
re-hermoso el poema!

Humberto González Ortiz dijo...

Perdón por el retrazo... gracias por beso, otro para vos, amiga!