miércoles, 1 de agosto de 2012

DE A PEDAZOS

A finales de septiembre
De hace ya casi treinta y doce
Aterricé en la otrora capital azteca
Y desde entonces he buscado afanosamente
Mi camino
Mi ruta
Mi certeza
Lo cierto es que, sigo en la búsqueda
Con más dudas que certezas
Algunas veces he conseguido ser un gigante
Fuerte
Robusto
Dinámico
Otras veces, como ahora, solo soy un ser
Pequeño
Lánguido
Quebradizo
A pesar de escribir, y reflexionar, y proponer, y caer, y levantarme
Una vez
Y otra
Y otra
Le doy demasiadas vueltas a la cabeza
Y miles de mañana
No me encuentro
Y miles de galaxias
No me tengo
Y miles de sudores
Te arrebato
Ardiente
Sediento
A trazos
Y me completo en tu boca
Alguna noche
Y me comparto en tu vientre
Alguna aurora
Y me riego en tus senos
Feliz
Pleno
Satisfecho
Luego me despierto empequeñecido
Taciturno
Nostálgico
Melancólico
Y es cuando mi arquitectura de palabras aparece como
Remolino
Ciclón
Rabo de nube
Y vuelvo nuevamente a intentar rehacerme
/ Entre derivas y septiembres/ 

Humberto González Ortiz©

2 comentarios:

genessis dijo...

Querido Humberto
¿Por dónde andas?
Se te extraña por estas latitudes....

Intuyo que has besado tu tierra y ya no quieres volver...

Un beso poeta peatón, alli donde te encuentres

Humberto González Ortiz dijo...

He besado mi tierra
y mis labios se quedarón allí
prendados
y no han querido volver conmigo
dejando huérfanos
a mis enamorados besos
catalanes...

Un beso para tí tambien amiga, y perdona esta larga ausencia... pero neceitaba reencontrarme y perderme... nuevamente!