miércoles, 4 de julio de 2012

DE A POQUITOS



Cuando las flores concentren su aroma en nuestros salones, adornando
Cuando los cuerpos desnudos se toquen gozosos, sin escándalo
Cuando las carcajadas inunden como estruendos, las escuelas
Cuando las islas, y las penínsulas y los continentes, sean solo uno
Cuando la oscuridad y los miedos de la noche, se hayan cansado de jodernos
Cuando las cunas y las nanas abunden, sin cebollas en los biberones
Cuando las estrellas y los planetas, se acerquen cada vez a los andamios
Cuando los segundos, y los minutos, y las horas, solo sean una anécdota del hombre
Cuando los poetas, y los cantautores callemos, la rabia tenaz de las injurias
Cuando la niñita juegue con sus rizos, con sus risas, con sus ristras
Cuando los hijos de puta realmente paguen, aunque sean un poquito así sus chingaderas
Cuando despertemos con esa sonrisa en la cara, porque el rayo de sol nos viene ancho
Cuando el ser humano mande al carajo a los bufones que roban, violan y bombardean, la sensatez de nuestros ojos
Cuando el mar, y la distancia, y el tiempo, sean un triunvirato de paz y de creyones para poder ser, por un instante

Supongo que entonces, al final…

Sabrán que no escondemos ninguna piedra bajo el brazo
Y que al haber estado del lado de los derrotados que creemos
Sabíamos que la felicidad era este necedad imperiosa que teníamos, de andarla construyendo

De a poquitos

Humberto González Ortiz©

2 comentarios:

genessis dijo...

Cuando....
cuando....
cuando suceda todo eso será un nuevo amanecer
y despertaremos
mirando desde unos andamios
diferentes....

Un abrazo poeta
y buen fin de semana

Humberto González Ortiz dijo...

Descansados e intensos abrazos también para tí, amiga!