jueves, 21 de junio de 2012

RASTROS DEL SUR

Llegué aquí hace ya rato
después de algunos sobresaltos decidí –con ella en esta distancia-
que lo mejor era establecernos aquí
junto al mar, lo más al sur posible del norte europeo

Compramos un piso pequeño
pero bien cumple con su función de alojamiento nocturno
y de diáfana cueva de sol una que otra tarde
...
junto al Raval, lo más cerca del sur de nuestro pensamiento

Vivimos aquí, como tantos otros
y lo mejor del caso es que podemos afirmar
que soñamos y deseamos también aquí
siempre cerca del cobijo de las ramblas y el mar
junto al corazón solidario de este sur… porque así lo ven mis ojos

Voy rodeado en este momento de acentos dispares
el metro tarda y aprovecho para escribir el final de este verso
mientras, aquel sur sureño en el que se subdivide el mundo
me llama
tirita en mi oído sus salmos curativos de almas nocturnas
ahora estoy aquí
reafirmando mis pasos
creando mis sures cada día
entre estos norteños que poco saben de distancias y nostalgias
ya que las mías –al menos-
las resguardo
no sea que el día menos pensado
me trasforme realmente en un ciudadano más de este encanto
y olvide que casi todos aquí
vivimos de prestado

Humberto González Ortiz©(1998)

2 comentarios:

genessis dijo...

Tu poema tan sentido creó en mi un eco...
estar aquí más cerca del norte
y más lejos del sur
sin embargo,
estas distancias y nostalgias
no borran nada del sur
sino lo agiganta
y me llenan
y me gritan
voces
vidas
recuerdos
cambios
y me voy solo un instante
y regreso presto
para no olvidar
que aquí vivo
un tiempo prestado.

Saludos poeta peatón
buen fin de semana

Humberto González Ortiz dijo...

Amiga querida,

Espero sepas perdonar estos soliloquios y silencios de este peatón... que a veces se quita el saco, de poeta!...
Abrazos fraternos!