martes, 10 de enero de 2012

PÉRDIDAS


“… A Odalis y los Guillermos, ¡perdón por la pérdida!...” 

Mi primer poema del año lo extravié ayer
En un cajero automático junto al libro dedicado que de cumpleaños
Me regalaron Odalis y los Guillermos
Lo intenté recuperar esta mañana, pero fue inútil
Salí del banco y deambulé por Plaza Cataluña rumbo al metro
Sin libro
Sin poema
Y por entre el frío invernal de Barcelona me sentí un poco menos
Poeta
Peatón
Y es que algo de mí lo he perdido para siempre
Parte del frio nevado de la Vall de Nuria quedó trascrita en la contraportada
De mi extraviado libro
Quiero pensar que quien ahora esté leyendo La novela de mi vida
Sobre la vida ficcionada del cubano poeta José María Heredia
Estará disfrutando horrores sobre los masones en la bella Isla de Cuba
Y que
Cuando llegué a la contraportada del libro y lea mi primer poema del año
Entenderá la hermosa dedicatoria que Odalis me escribió el pasado septiembre
/ Donde me llamaba poeta alejado de México /
Y sonreirá quizás
Y pensará algo en mí, sin conocerme
Y quizás
Solo quizás
Vuelva a aquel banco cercano a la Plaza Cataluña
Y deje mi libro en el cajero nuevamente para que pueda yo recuperarlo
Y guardarlo
Y abrazarlo
Y terminarlo
Y volver a soñar
/ Viajando en metro / 

Humberto González Ortiz©

5 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

Y podràn existir personas que piensen ¡va! tanto rollo por un libro! pero la verdad es que es como una muerte...Yo aprendì mi lecciòn hace muchos años, pero fue prestàndolo, lo cual jurè no volver a hacer....Un libro, con escritos de puño y letra de mi padre en los màrgenes, que jamàs me devolvieron...¡como lo sentì!

Mi sentido pèsame amigo, y ojalà quien lo tenga valore lo que eso significa...

Humberto González Ortiz dijo...

Toda la razón Adelfa amiga, esperemos que realmente valoren el tesoro que he perdido!... Abrazos!

malena dijo...

Vuelve al cajero y pon un anuncio!!!

Te dejo un abrazo. ¡ANIMO!

malena dijo...

... en cuanto al poema... inició su vuelo...déjalo siga su curso.

Humberto González Ortiz dijo...

Lo he intentado Malena, pero el verso ha seguido su curso, en otras manos!... Abrazos!