miércoles, 20 de abril de 2011

COTIDIANO ENTRE CONTRASTES

“… espavílate amor,
que el horror amanece…”
-Mario Benedetti-
“… a mi América particular, hoy, que hace ya 6 años…”

Y los muertos siguen allí fuera
          repartidos a miles por segundo en el tercer mundo
          y golpeando cotidianamente la inconsciencia
Y los zapatistas agarran sus mochilas y fusiles
          para andar hacia la ciudad de México
          a buscar la paz y no la guerra
Y los abortos y los condones
          alarman la doble moral republicana
          de los fachas conservadores de la casa blanca
Y las vacas siguen a la expectativa y enfermas
          culpa de humanos hijos de puta
          sin escrúpulos y locos ya de hace mucho tiempo
Y Latinoamérica sigue con esos destellos microscópicos
          de fugaces estrellas que se opacan
          ante la realidad de sus millones empobrecidos habitantes
Y ese horror del hombre contra el hombre
          duerme y se desvela y se amanece
          cada día tan impune como siempre
Y el decrépito Juan Pablo II despotrica
          de los homosexuales, las lesbianas y las parejas de hecho
          dejando en evidencia su racismo xenófobo, excluyente

Y tu boca, sigue aquí con sus mieles libertarias en mis labios
Y tus manos, siguen aquí dibujando lustros de posibilidades bien atadas
Y mis manos, siguen siendo tuyas y de quien no le ponga precio al sol
Y mi esperanza, sigue acojonada entre mis versos y resguardando mis verdades
Y este amanecer de aniversario,
            Amanece horrorizado y feliz como cada día cotidiano
                           /entre contrastes/

POEMA PROPIEDAD DE Humberto González Ortiz (2001)

2 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

Y tu mi querido poeta con los ojos abiertos miras diariamente como se pone el sol, dejando tras de si enormes rastros de decepcion y de falsedad adornadas con palabras que nadie cree, sabiendo de antemano que el amanecer nos desvelará la misma porquerìa...

abrazos

Humberto González Ortiz dijo...

Adelfa querida... lo bueno es, que sé que mi cotidianidad está llena de amor y posibilidades... !que si no!... Abrazos amiga!